zi

Zidane patenta un nuevo modelo de gestión

Zinedine Zidane va a pasar a la historia por esas superlativas rotaciones que se ha inventado y que, junto al cambio de sistema, han puesto al Real Madrid a un punto del título de Liga a falta de un partido. El francés tuvo claro allá por el mes de marzo que la conquista del campeonato doméstico seis años después, pasaba por dar vida a una segunda línea y lograr que ganaran partidos, esos que aburren a los titulares.

Ante el Celta decidió tirar de ese plan A, el mismo que le ha llevado a la final de la Champions, pero que juega peor que los meritorios o por lo menos un fútbol muy distinto. Por momentos volvieron a demostrar que los partidos de Liga se les hacen largos, pesados, como si tuvieran 180 minutos. Errores absurdos como uno de Sergio Ramos en la primera mitad y otro de Isco en la segunda y que terminó en gol, vuelven a dejar patente que la concentración es la pata de la que cojean.

Zidane ha sabido adaptar el juego del equipo a la ausencia de Bale. Con el galés el Real Madrid está obligado a jugar con el mencionad o 4-3-3, un sistema que obliga al equipo blanco a vivir en inferioridad en el centro del campo. El francés lo supo ver y tras unos titubeos iniciales, se inclinó por dar vida y pulmones a la medular.

Isco ha sido la figura clave en este Real Madrid que está a un punto, El internacional español de repente aparecía en el equipo A, como lo hacía en el B, pero siempre haciendo las veces de cuarto centrocampista o de enganche, por detrás de los puntas, es decir, Benzema y Ronaldo. Y es que el portugués ya es un 9 más. En los últimos 10 partidos que ha jugado, ha logrado 13 goles y todos ellos haciendo de delantero centro puro y duro.

Ahora el Real Madrid está a dos partidos de hacer historia, esa que no repite desde el año 1958 y lo hará gracias a Zidane, el técnico del que se dudaba y en el que Florentino Pérez creyó cuando pocos lo hacían. El francés se ha inventado un nuevo modelo de gestión, con una máxima, la de no mentir. Y es que la sinceridad con la que ha tratado a todos sus jugadores es la clave para que hombres como Danilo y Keylor Navas, defenestrados hace dos o tres meses, estén siendo claves en los éxitos del equipo, los éxitos de Zidane.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *